Nieve en la Robla

Hoy os voy a contar un relato en el que sobretodo van a sobrar las palabras, se trata del trabajo que durante muchos años han hecho ferroviarios del fc.de la Robla en la dura época invernal, explorando la via para que los trenes de mercancias y viajeros pudieran seguir circulando.

Y además quiero que sirva de homenaje para todos ellos, que desde  las estaciones, los trenes o la propia vía daban un poco más de si para poder lograr el objetivo..que no era otro que la circulación por su línea pudiera seguir con normalidad.

Una jornada de exploración de  vía podía empezar en el depósito de Balmaseda a horas bien tempranas, muchas veces antes de amanecer.

Las fotos están tomadas en diferentes días por lo que pueden no coincidir las numeraciones de las máquinas 

Una vez repostadas las máquinas y aún con restos de nieve de los días anteriores se disponen a iniciar el servicio.

La sensación que deben tener esa pareja de maquinista y agente de tren antes de salir debe ser una mezcla curiosa, de nervios, miedo y sobretodo responsabilidad por lo que van a vivir.

En cualquier momento empiezan los problemas, antes de que lleguen las cantidades grandes de nieve se pueden encontrar troncos o desprendimientos en cualquier momento. 

Ahí entra la labor de las brigadas de vía, que aunque no suelen salir en las fotos son su labor nada sería posible, gracias a todos ellos por su gran trabajo. 

En los momentos de pausa y tranquilidad, el personal del tren puede disfrutar  de paisajes que difícilmente nadie pueda ver…algo bueno tenía que tener…

La cosa se pone fea, las máquinas se atascan por la cantidad de nieve y a veces parece imposible que se pueda continuar.

En muchas ocasiones, es necesario retroceder unos metros para poder continuar.

A veces hay que verificar los acoplamientos entre las dos máquinas, como vemos la cantidad de nieve acumulada es impresionante. 

No pocas veces hay que echar mano de pala, para poder desatascar los ejes de las máquinas, aquí vemos la dureza del trabajo. 

Las trincheras suelen ser el peor sitio, por la gran cantidad de nieve acumulada, por lo que poder pasar por ellas no suele ser fácil. 

Una de las estaciones donde se suele efectuar parada es Arija, hasta el momento servida por personal y que el día de la foto había dos 1600 averiadas debido a la nieve.

No he hecho mención,pero llegó el momento de nombrar a quizá la mayor protagonista del relato y no es otra que la serie 1500 de FEVE, las antiguas “amarillas” que son las únicas, que equipadas con cuñas son capaces de hacer esta labor.

La pareja del Depósito de Balmaseda suele llegar hasta Mataporquera para cruzar en esa estación con la pareja que procede de Cistierna, ya en León, para dejar todo el tramo complejo de la línea apto para la circulación. 

En Los Carabeos la cantidad acumulada en el paso a nivel, hace necesaria una parada para poder limpiar el acceso.

Ya por fin llegamos a Mataporquera donde también están las otras dos máquinas de Cistierna

La estación está irreconocible, llega el momento de tomar algo caliente para retomar fuerzas, aún queda la vuelta a Balmaseda, que normalmente es más larga porque hay que esperar los cruces con los mercancias y con el Correo, aunque en la actualidad por desgracia cada vez hay menos.

El antiguo dormitorio para el personal y que hoy acoge el local de una asociación de amigos del ferrocarril con el acceso tapado por la nieve.

Hasta ir a tomar algo caliente es complicado, las calles y accesos a la estación  se encuentran hasta arriba de nieve.

Para finalizar y esperando que os haya gustado, las que dije eran unas de las protagonistas junto a los ferroviarios, la pareja de locomotoras 1500 tapadas por la nieve.

 

20 comentarios en “Nieve en la Robla

  1. Sin palabras. Muy bien detallado y.documentado. Sin las GECO seria imposible circular por La Robla en epoca invernal. Sin.duda tanto el deposito de Balmaseda como el de Cistierna asi como las brigadas y resto del.personal de circulacion hacen una labor encomiable en estos casos. Muy buen trabajo Jose, felicidades. Un fuerte abrazo y recuerda que a ti algo te toco tambien y siempre te sentiras afortunado de haber pertenecido a esta familia.

    Le gusta a 2 personas

  2. Sólo estuve un año en Balmaseda pero fue suficiente para hacerme ferroviario de verdad, conocer el perfil de la linea al dedillo era importante para evitar roturas de topes, los veteranos también se esforzaban en enseñarnos las casas dónde tenían teléfono y a las que acudir caso de necesidad, los manantiales y los mejores sitios para reponer energías, a llevar siempre unas latas de comida preparada dentro de la maleta de herramientas, en definitiva se esforzaban en enseñarnos a salir airosos frente a situaciones adversas, aunque durante el invierno que estuve allí me libré de nevadas y ventiscas también aprendí cómo trabajar con los enormes “Zepelines” que eran unos quitanieves básicos fabricados con los tenderes de las primitivas locomotoras de vapor BALDWIN.
    Podría enumerar a muchos Grandes Maquinistas que conocí pero no quiero ser injusto por si olvido nombrar a alguno.
    Sólo tengo un temor y desgraciadamente de estoy convencido que se va a cumplir, de que esta linea al igual que tantas otras está abocada a la más absoluta ruina por obra y gracia de los incompetentes que hay al frente de las empresas públicas y que no son más que unos inútiles incapaces de ganarse un puesto de trabajo y que sólo mejoran en la vida a base de medrar. Añadamos a esto el extraño odio que algunos le tienen a la via estrecha y tendremos la tormenta perfecta.

    Le gusta a 1 persona

  3. Hace Años Hemos viajado desde Bilbao Hasta Cistierna en el Tren Y era un Viaje muy Divertido que siempre Recordamos Matrimonio y Tres Hijos Con la Problemática de llevar Ropa para tres niños y la comida para Cinco En Mataporquera El tren paraba un rato para comer y Estirar las piernas Éramos muy Felices con la Ilusión de visitar a los Abuelos y demças familia El Tren para nosotros fué sin duda una barraca. Así que nos da pena que llegue a Desaparecer Nuestro.Tren. Historia para nunca Olvidar

    Le gusta a 1 persona

  4. Fue el Tren de La Robla nuestro Vehículo para visitar a Nuestros Padres y Demás Familiares Durante Muchos años. Matrimonio y Tres hijos con sus Bolsas de Equipaje y comida para cinco eso no era problema Merecía la pena ir a dar Alegría a la familia Recordamos el viaje y las Anécdotas En Mataporquera Parada para comer la comida Casera y estirar las piernas y así hasta Cistierna para Esperar el Autobús que nos LLevará a Maraña No recuerdo que nadie se quejara Más bien lo contrario´Los niños se entretenían y nosotros…Éramos Jóvenes y el Tren era nuestra c
    compañía ese era el Resultado

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s